Bragas enormes, posparto y vida

Exactamente ésto.
Posparto inmediato. Bragas enormes. Compresas mojadas. Aprender. Resetear. No poder dormir muriéndote de sueño porque estás hipnotizada. Sentirte en una nube y al segundo pensar en el infierno para subir a la luna de nuevo y que la luz te ciegue.
Olores. Sabores. Teta. Voces. Un entuerto.
Miradas. Fluidos.
Piel.
Pensar que no sabes hacer nada.
Hacerlo todo.
Amar. Llorar. Reír. Dar. Recibir. Alimentar.
Una mirada. Cientos de voces expertas.
Un reloj que se para.
Otro entuerto.
Festival hormonal.
Teta.
Reírte a carcajadas.
Más fluidos.
Llorar a mares.
Estar en bolas haya quien haya y que te importe un carajo porque ni te das cuenta.
Sábanas y almohadas, muchas almohadas, tantas que empiezas a entender su maravillosa utilidad…Tan mullidas, tan cómodas, tan suaves y amorosas que te dan aquel abrazo silencioso que tanto necesitas y que nadie te da.
Visitas maravillosas. Visitas molestas.
Espatarre máximo. Patadas que vienen de fuera que hacen que sientas cómo echaras de menos las que venían de dentro.
Instrucciones.
Mucha sed. Calores.
Expectativas. Realidad. Tristeza y felicidad.
Y vida… mucha vida.
Felicidades. .

No Comments

Post A Comment