destete bebé mayor

Destete sin culpas – 5 tips básicos

A veces tomar una decisión como la de destetar a tu hijo/a se vuelve mucho más difícil cuando la culpa nos acecha.

A menudo, la presión de nuestro entorno, de los libros, de las “claves” para la “crianza respetuosa” pueden hacer que sintamos un no sé qué en el estómago que no nos deja ni avanzar ni retroceder, por eso os dejo aquí algunas ideas que quizás os sirvan… o quizás no:

1️⃣Antes de destetar pregúntate el por qué. A menudo nos planteamos un destete cuando en realidad nos encantaría seguir: a veces por temas de sueño, vuelta al trabajo, porque la lactancia se ha vuelto muy caótica, etc. para todo ello hay soluciones que no tienen porque implicar un destete. Si en cambio quieres destetar porque sientes que ha llegado tu momento, no lo dudes, y adelante!

2️⃣Busca en ti y en tu punto de vista qué significa la palabra “amorosa” o “respetuosa”. Busca en la historia con tu hijo/a momentos en los que te hayas sentido así con él o ella. ¿Los tienes? Pues no lo dudes, destetar no significa dejar de querer o de respetar a tu bebé, ese pensamiento solo lleva a la culpa. El vínculo se transforma y ¡es maravilloso!

3️⃣Antes de iniciar el proceso, tómate unos días, si los tienes, para registrar en una libreta o en tu mente por qué motivos te pide teta tu bebé: hambre, sed, sueño, contacto, aburrimiento, dolor, etc.
Mírale, obsérvale y escúchale… cuando tengas identificados los momentos, podrás empezar a anticiparte y a tener una visión mucho más amplia que te ayudará durante el proceso.

4️⃣Si tienes pareja es un buen momento para que se implique al 500%. Que os acompañe en las noches, las rabietas y momentos vulnerables para que se pueda implicar DE VERDAD llegado el momento.

5️⃣No eres un medio para un fin. La lactancia es cosa de dos y si ha llegado tu momento, poner ese límite y respetar tus emociones y tu cuerpo es básico para que tu bebé aprenda también a respetar sus emociones y su cuerpo más adelante. Predicar con el ejemplo que se llama…

6️⃣Y ésta es de propina: dejar la LM implica un duelo y una adaptación, tanto para tu hijo/a como para ti. Los sentimientos o emociones de vacío o desazón son absolutamente habituales.

No Comments

Post A Comment